0 6 minuti 2 mesi

El jueves, las fuerzas aéreas jordanas permitieron que un fotógrafo de The New York Times viajara en uno de sus aviones para observar la entrega aérea de paquetes de ayuda en el norte de Gaza.

La vista desde el interior de un avión militar C-130 mientras la Fuerza Aérea de Jordania lanzaba suministros sobre el norte de Gaza el jueves.

Diego Ibarra Sánchez pasó varias horas con la tripulación de un avión de la Fuerza Aérea de Jordania mientras llevaban paquetes de ayuda al norte de Gaza.

El Times  Una selección semanal de historias en español que no encontrarás en ningún otro sitio, con eñes y acentos.

La enorme puerta trasera del avión de carga de la fuerza aérea jordana baja lentamente como una rígida mandíbula de hierro, revelando un cielo azul brumoso y, mucho más abajo, el golpeado paisaje del norte de Gaza.

En la cavernosa bodega del avión, la ayuda a entregar por la tripulación está alineada en hileras ordenadas: fardos de cajas que llegan hasta el pecho apiladas sobre palés de madera, cada uno de ellos cubierto con envoltura retráctil y pesadas correas y marcado con imágenes de la bandera de Jordania.

Ahora, en medio de la luz y el ruido, los bultos se deslizan por los rodillos del suelo y desaparecen por la puerta, flotando bajo ondulantes paracaídas como una ofrenda silenciosa, y muy probablemente insuficiente, a la desesperada población que se halla abajo.

Mientras los grupos humanitarios y otros advierten sobre una hambruna inminente en el norte de Gaza y el hambre generalizada en todo el territorio, las entregas aéreas están desempeñando un papel destacado en los esfuerzos por brindar alimentos, agua y suministros urgentes a los palestinos.

El jueves, las fuerzas aéreas jordanas permitieron que un fotógrafo de The New York Times viajara en uno de sus aviones para observar la entrega aérea de paquetes de ayuda en el norte de Gaza. El viaje, que despegó y regresó de la base aérea jordana Rey Abdullah II, al este de Amán, duró varias horas.

Image

A man in military uniform inspects a pallet of boxes inside a cargo plane.
Un miembro de la fuerza aérea de Jordania revisando paquetes de ayuda.
Image

Bundles of aid boxes are scattered across the ground in front of a warehouse.
Palés con suministros de ayuda, marcados con la bandera de Jordania, listos para ser cargados.
Image

A soldier looks over his shoulder as he carries equipment toward a cargo plane.
Un soldado jordano dirigiéndose hacia el avión antes de la entrega aérea.
Image

A pallet of humanitarian aid about to fall from a cargo plane. Its parachute has just started to deploy.
Un paquete de ayuda comienza a caer del avión, y el paracaídas adjunto comienza a abrirse.

Países como Jordania, Estados Unidos, Reino Unido y Francia afirman que las entregas están ayudando a compensar la fuerte caída de la cantidad de ayuda que entra en Gaza por camión desde el 7 de octubre, cuando Hamás dirigió un ataque mortal contra Israel, e Israel respondió con una ofensiva militar de varios meses.

La Organización de las Naciones Unidas y los grupos de ayuda se han quejado de que las entregas por camión se están viendo ralentizadas por la insistencia de Israel en inspeccionar todos los suministros que entran en Gaza. La mayoría de los camiones de ayuda solo pueden entrar por dos pasos fronterizos, uno desde Egipto y otro desde Israel, en el sur de Gaza.

Israel ha afirmado que la desorganización entre los grupos de ayuda es responsable de la lentitud de las entregas de ayuda a los palestinos y que gran parte de la ayuda se desvía a Hamás o al mercado negro, aunque no es posible verificar estas afirmaciones.

Una de las pocas alternativas es la entrega de suministros desde el cielo, un proceso que solo lleva unos minutos en el aire, pero mucha burocracia y horas de preparación en tierra.

Según los jordanos, las decenas de palés que salieron de los aviones el jueves incluían miles de comidas preparadas. Pero las entregas aéreas son ineficaces y costosas, afirmaron los funcionarios de organizaciones humanitarias, ya que incluso los grandes aviones militares de carga entregan menos de lo que podría hacer un convoy de camiones.

Además, las entregas aéreas pueden ser peligrosas: esta semana, las autoridades de Gaza declararon que 12 personas murieron ahogadas mientras intentaban recuperar ayuda que había caído al océano.

Image

An aerial view of northern Gaza through a circular scope, showing widespread destruction.
Parte del norte de Gaza, desde el avión militar jordano.

Sorgente: Un fotógrafo del Times viajó a Gaza. Esto es lo que vio – The New York Times