Kayed Hammad, productor y traductor gazatí y colaborador de Al Rojo Vivo en Palestina, estaba explicando en el programa cómo se está viviendo el conflicto entre Israel y Hamás, cuando una estruendosa bomba ha resonado en la conexión.

“¡Ahora, ahora. Seguro que lo oyen!”, ha exclamado mientras sonaba el proyectil, y explica: “Este es uno de los bombardeos que hacen seguidos en toda la zona. Esta noche han entrado 200 aviones en una zona como Gaza, con apenas 360 kilómetros cuadrados”.

Ante esto, Hammad describe que Gaza está viviendo la peor situación desde que comenzó el conflicto: “No hemos podido dormir en toda la noche. Estábamos muy acojonados, en especial los niños. Gaza es una cárcel grande. No tenemos alternativas, no puedes decir: dejo este lugar y voy a otro porque es más seguro. No existe un solo lugar seguro en toda la Franja de Gaza”, ha lamentado.

Por ello, el colaborador recuerda que “nadie se puede imaginar” lo que están pasando los civiles residentes en esa zona. “Supongamos que bombardean a terroristas. ¿Y nosotros qué? ¿Los niños qué? Tenemos a una niña que se ha despertado en el hospital con sus padres y sus hermanos muertos. ¿Qué explicación se le puede dar a esta niña?. No hay palabras”, ha concluido.