Pages Navigation Menu

il contenitore dell'informazione e della controinformazione

Elecciones Catalanas Juicio final al secesionismo sin sus líderes – elmundo.es

elmundo.es – Elecciones Catalanas. Juicio final al secesionismo sin sus líderes –  VÍCTOR MONDELO –  Barcelona

Los soberanistas afrontan su última reválida con la ausencia de Puigdemont y Junqueras

El independentismo se enfrentará a su particular juicio final sin sus líderes. ERC y Junts per Catalunya no podrán contar con sus candidatos para afrontar la contienda electoral del 21-D, dado que el Tribunal Supremo ha decidido mantener en prisión a Oriol Junqueras y Carles Puigdemont continúa huido de la Justicia española a la espera de que un juez belga determine, el 14 de diciembre, si lo extradita.

Las formaciones soberanistas que en la pasada legislatura quebrantaron la legalidad para aprobar la declaración unilateral de independencia en el Parlament conocerán en dos semanas el veredicto de la ciudadanía catalana, que tiene en sus manos enterrar el proceso secesionista mediante una votación que, a diferencia del 1-O, contará con todas las garantías jurídicas y con el reconocimiento internacional.

El secesionismo verá, además, limitada su capacidad de movilización en las calles, ya que el líder de la ANC, Jordi Sànchez -ahora número dos de la lista de Puigdemont-, y el de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, tampoco fueron puestos en libertad. El magistrado Pablo Llanera consideró que existe «riesgo de reiteración de sus conductas» vinculadas con episodios de «explosión violenta».

Con estos inéditos ingredientes ha arrancado una campaña electoral en la que los partidos independentistas comprobarán si mantienen su mayoría parlamentaria o si, por el contrario, el bloque constitucionalista les supera en diputados después de que en las últimas elecciones del 27 de septiembre de 2015 ya se impusieran en votos.

Pese a que estos comicios han sido convocados por el Gobierno central en aplicación del artículo 155 de la Constitución, los partidos soberanistas no han dudado en participar con el pretexto de que es necesario «recuperar el autogobierno», aunque ello implique participar en unas elecciones «ilegítimas e ilegales».

Como ya ocurrió el 27-S y el 1-O, el frente soberanista plantea esta votación como un «plebiscito» contra el orden constitucional, pero existen notables diferencias entre sus integrantes, siendo la más relevante la concurrencia en listas separadas, tras negarse ERC a reeditar Junts pel Sí, la candidatura unitaria que sirvió a Convergència para ocultar su debacle electoral.

En esta ocasión, los neoconvergentes acuden a las elecciones en solitario, pero no bajo las siglas del PDeCAT, ya que Puigdemont impuso la creación de una lista personalista bautizada como Junts per Catalunya y en la que no existen referencias al partido de Artur Mas.

Si el pulso entre ERC y JxCat se aventura encarnizado, no será menos la disputa intestina que llevan días manteniendo el PDeCAT y los miembros de la «lista del president». Ayer tuvo lugar la última réplica. La directora de campaña y número diez de JxCat, Elsa Artadi, sostuvo que será Puigdemont quien «lidere» las decisiones tras el 21-D, después de que el domingo la coordinadora general de la nueva Convergència, Marta Pascal, asegurara que será la dirección del PDeCAT quien «tomará las grandes decisiones de estrategia y pactos electorales» después de los comicios.

JxCat no oculta que su único objetivo es «restaurar al presidente de Cataluña, Carles Puigdemont». Un objetivo que pretenden ver cumplido aunque sea ERC quien se imponga en las elecciones. Lo contrario, mantiene la candidatura de Puigdemont, sería «avalar el 155».

Ese fue el mensaje defendido ayer durante el mitin de inicio de campaña de JxCat en el que aún no participaron los liberados ex consejeros Josep Rull y Jordi Turull, ambos en las listas. Y en el que Puigdemont volvió a comparecer por videoconferencia desde Bruselas para pedir a los independentistas votar en masa «para hacerle temblar las piernas a Rajoy y sus socios» .

Los presos de ERC sí entraron inmediatamente en campaña. El ex consejero de Justicia, Carles Mundó, ayer mismo liberado de la cárcel de Estremera, apareció por sorpresa en el primer mitin de su partido y pidió “juego limpio” para el 21-D. Entre aplausos y gritos de “libertad”, Mundó también trasladó un mensaje de Oriol Junqueras a los militantes republicanos: ganar los comicios “con claridad” para conseguir la libertad de los aún encarcelados.

De hecho, el acto de anoche en Vic estuvo monopolizado por la figura de Junqueras -incluso se emitió un vídeo del líder de ERC- y Marta Rovira insistió en ser la lista más votada en los comicios “para construir república” y para reconocer a “los encarcelados por sus ideas políticas”.

La CUP acusa de cobardía a ERC y PDeCAT

Sorgente: ELMUNDO

Spread the love
  •  
  •   
  •   
  •   
  •   
  •  
  •  
468 ad
< >

Leave a Comment

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *