Pages Navigation Menu

il contenitore dell'informazione e della controinformazione

Fractura total en el PSOE

psoe

La presidenta del Comité Federal del PSOE, Verónica Pérez -la mano derecha de Susana Díaz en Sevilla-, ha anunciado que habrá una votación secreta del congreso y las primarias propuestos de Pedro Sánchez. Sin embargo, el sector crítico del partido no lo ha aceptado y sólo han votando los afines al secretario general del partido entre gritos de “¡pucherazo!”, “¡fraude!”, “¡sinvergüenzas!” y “¡cobardes!”. La votación se ha suspendido y algunos miembros del Comité, como Juan Antonio Pérez Tapias, han abandonado Ferraz.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha intervenido en el Comité Federal del PSOE para pedir que se vote el informe de tres de los cinco miembros de la Comisión de Garantías que propone la destitución de Pedro Sánchez, la disolución de su Ejecutiva y la constitución de una gestora, según han informado desde dentro del cónclave. Díaz ha intervenido como cabeza de los críticos con Sánchez y ha hecho un llamamiento a la calma.

La petición de Díaz contrasta con la de Pedro Sánchez, que ha propuesto que lo que debe votarse es la celebración de un congreso extraordinario del PSOE y una consulta a toda la militancia para el próximo 23 de octubre para que sean los afiliados los que decidan el líder del partido.

El ambiente en el interior del Comité Federal es muy tenso. Además de la discrepancia sobre lo que va a votarse, los partidarios de Sánchez y los de Díaz no se ponen de acuerdo en cómo votan. Ferraz quiere que el sufragio sea secreto y los barones exigen que sea público.

Antes de las propuestas de las votaciones, Pedro Sánchez -al que medio partido ya no reconoce– intervino para hacer una propuesta para desbloquear el cónclave. Como los críticos no dejan votar a Sánchez y a los suyos (18 en total), ha planteado a los 17 miembros de la dirección que dimitieron el miércoles que vuelvan a este órgano. Con la Ejecutiva de nuevo entera, Sánchez quiere que la semana que viene celebre un nuevo Comité Federal con toda la dirección. De esta forma, los 18 votos favorables a Sánchez se compensarían con 17 en contra.

Sin embargo, Verónica Pérez, la mano derecha de Susana Díaz en Sevilla, ha intervenido para rechazar la propuesta. La secretaria general del PSOE de Sevilla ha vuelto a insistir, como hizo ante los periodistas el jueves, en que es ella, como presidenta del Comité Federal, “la autoridad competente” del PSOE.

La reunión del Comité Federal del PSOE ha arrancado por fin pasadas las 14.00 horas envuelto en una fuerte división interna. Tras una negociación interminable de más de cinco horas sobre su propio funcionamiento y varios recesos, los delegados ya han empezado a pedir la palabra.

La discrepancia fundamental que rompe el Comité Federal es quién y cómo puede votar en el cónclave. El sector crítico rechaza que tengan derecho a voto los miembros de la dirección que se han quedado en la Ejecutiva, es decir, Pedro Sánchez y sus 17 personas de máxima confianza, porque consideran que la Ejecutiva está disuelta. Además, Ferraz propone que el voto sea secreto, para que nadie vote intimidado por su secretario regional, según explican. Pero los barones lo rechazan.

La presidenta del Comité, la sevillana Verónica Pérez, declaró constituido el Comité Federal con un censo de 253 acreditados. Entre ellos se cuenta a Pedro Sánchez y a los 17 miembros de su Ejecutiva, según fuentes socialistas. Sin embargo, las direcciones del partido en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Asturias, Aragón y la Comunidad Valenciana no les reconocen derecho al voto, con lo que puede volver a surgir el conflicto a la hora de votar.

Minutos antes de las 13.00 horas la presidenta de la Mesa, Verónica Pérez, se ha sentado ante los miembros del Comité Federal, por lo que muchos de ellos anunciaron que daba comienzo la reunión.

Sin embargo, tras hacer un relato de lo que había ocurrido estos días y del informe de tres de los cinco miembros Comité Federal de Etica y Garantías, donde se pedía la convocatoria de una gestora, Pérez volvió a anunciar otro receso por falta de consenso.

El ambiente en la sala es de funeral, según algunos presentes. Y el silencio, a veces, se hace difícil de digerir. No hay gritos, ni aspavientos. Sí caras largas y una profunda preocupación. Sobre las 10.30 horas, el secretario de Organización tomó la palabra y decretó un descanso de 45 minutos para negociar. En otra sala de Ferraz, Verónica Pérez y los otros dos componentes de la mesa, los sanchistasRodolfo Ares y Núria Marin negociaban el formato del cónclave.

La sesión estaba convocada a las 9.00 horas. La Mesa del órgano que dirige el Comité Federal está integrada por tres vocales, por lo que su control se antoja relevante para ver si se mantiene el orden del día o se modifica, como quieren los detractores de Sánchez.

Otro punto de discrepancia es qué orden del día se sigue. La convocatoria, acordada por la Ejecutiva en funciones el pasado jueves, fija dos puntos: dar cuenta de la dimisión de los 17 miembros de la Ejecutiva y convocar el congreso en noviembre y las primarias a secretario general el 23 de octubre.

Los críticos, en cambio, quieren que se certifique que la dirección está disuelta y que se nombre una gestora que pilote al partido hasta celebrar el congreso una vez que se forme el gobierno.

Ferraz no ha permitido todavía la entrada de los periodistas al interior de la sede.

Varios concentrados zarandean a dirigentes: “¡Golpistas!”

Varios militantes y simpatizantes socialistas han increpado y lanzado insultos como “traidores” y “golpistas” a los dirigentes críticos con Pedro Sánchez a su entrada en la sede de la calle Ferraz.

Con gritos como “No es no” han entrado en la sede socialista el diputado Eduardo Madina y el presidente de Aragón, Javier Lambán, que ha tenido que acceder protegido ante un sonoro abucheo. Los militantes se han apostado en la sede desoyendo el llamamiento realizado este viernes desde el partido, pidiendo que no se acudiera a protestar a Ferraz.

“Iros a Génova” ha sido otro de los gritos lanzados a los críticos, incluso a partidarios de Pedro Sánchez como la presidenta de la comisión gestora del partido en Galicia, Pilar Cancela, o la secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández.

Los manifestantes, alrededor de medio centenar de personas, también han dedicado insultos a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha accedido a la sede de Ferraz a primera hora de la mañana en el interior de un vehículo.

“Los barones del PSOE son la mafia”, se podía leer en el cartel que portaba el activista Lagarder Danciu, famoso por reivindicar los derechos de los sin techo reventando actos de diferentes partidos políticos. También ha acudido a Madrid Francisco Gómez, el militante socialista que el pasado miércoles se encadenó a la sede del PSOE de Mérida en apoyo a Pedro Sánchez.

“He venido solo, conduciendo toda la noche, para apoyar a mi todavía secretario general, a solidarizarme con él”, ha explicado este jubilado de 68 años, afiliado desde 1977 al partido, que ha desplegado una pancarta con el lema: “La militancia extremeña con Pedro Sánchez”.

Sorgente: Fractura total en el PSOE

Spread the love
  •  
  •   
  •   
  •   
  •   
  •  
  •  
468 ad
< >

Leave a Comment

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

.