Pages Navigation Menu

il contenitore dell'informazione e della controinformazione

Elecciones generales 2016: Rajoy está dispuesto a gobernar en minoría con apoyos puntuales | España | EL PAÍS

Mariano Rajoy, este lunes. FOTO: M. DEL POZO (REUTERS) / VÍDEO: QUALITY

elpais.com/ – Rajoy está dispuesto a gobernar en minoría con apoyos puntuales. El líder del PP apuesta por ser investido a finales de julio como presidente de Gobierno

“No vamos a abdicar de la responsabilidad de gobernar y yo no voy a renunciar a gobernar porque hay ocho millones de españoles que nos han apoyado. Me gustaría gobernar con un apoyo suficiente, pero, si no es posible, gobernaremos con los apoyos que nos han dado los españoles y supongo que algunos pactos puntuales”.

La declaración de Rajoy, tras analizar con su comité ejecutivo los resultados del 26-J, contravino todo lo que hizo y dejó de hacer tras el 20-D. Ahora es distinto. Él se ve más fuerte y más débil al PSOE de Pedro Sánchez.

El líder popular cree que esta vez sí podrá gobernar y se atreve a calcular incluso que para “finales de julio o primeros de agosto” habrá Gobierno porque piensa que los demás partidos no se van a prestar al espectáculo que definió como “grotesco e inaudito” de un nuevo bloqueo institucional que forzara la repetición por tercera vez de las elecciones generales.

El Gobierno de España ahora “urge” porque considera que no se puede aguantar más ya sin Presupuestos ni sin aprobar leyes desde hace un año y porque quiere esgrimir la necesidad de un gran acuerdo, sobre todo con el PSOE, para la dura y compleja negociación que se abrirá en Europa para gestionar la salida del Reino Unido de la UE tras el triunfo del Brexit.

Rajoy citó este lunes a su comité ejecutivo de manera inusual por la mañana para no hacer coincidir la reunión por la tarde con el partido de fútbol entre España e Italia y porque tampoco había mucho que debatir. No hubo discusión alguna. Introducciones de trámite y el líder soltó su análisis ya conocido. El PP no solo ganó las elecciones sino que Rajoy entiende que lo hizo tan claramente sobre la segunda opción (52 escaños más que el PSOE) que no tendría ninguna explicación que ese partido no permitiera ahora su continuidad en La Moncloa.

El líder popular reiteró así la oferta que realizó a Pedro Sánchez tras el 20-D: un Gobierno de gran coalición con la incorporación no necesaria pero sí bienvenida de Ciudadanos. Es decir, en este caso, 254 de los 350 diputados en el Parlamento para respaldar las reformas necesarias para un programa de Gobierno “para cuatro años” que daría seguridad y estabilidad y un buen mensaje dentro y fuera de España.

Las palabras y el lema se repitieron casi miméticamente a las que formuló tras otro comité ejecutivo similar el pasado 21 de diciembre.

Rajoy se mostró convencido de que ahora, tras su éxito electoral y después del fracaso de la “teatralización de la política” de este periodo, se producirá por parte de sus interlocutores otro tipo de respuesta: “Espero generosidad y altura de miras y que evitemos una situación como la que hemos vivido estos últimos seis meses”. En esa línea enfatizó que bloquear en las actuales condiciones políticas sus opciones de gobernar sería una “irresponsabilidad antológica”.

El presidente popular no piensa ofrecer nada nuevo a los responsables de las otras formaciones en la ronda de contactos que iniciará a partir de la semana que viene cuando vuelva de la cumbre europea en Bruselas sobre el Brexit.

“Los ciudadanos nos han vuelto a decir: dialoguen, hablen y pacten, y el PP sigue dispuesto a dialogar, hablar y pactar”, apuntó. Luego no concretó siquiera si tiene pensado elaborar un tipo de Gobierno con vicepresidentes o ministros de otros partidos. Quiere esperar y ver la disposición de los demás negociadores.

Concertación

A Rajoy sí le gustaría ser el primer presidente en España de un Ejecutivo formado por miembros del PP y del PSOE. Pero ahora, tras el veredicto de las urnas el pasado domingo, ya no es tan monolítico sobre esa gran coalición y se prestaría a asumir el Gobierno en minoría con pactos puntuales para sacar adelante los Presupuestos y algunas leyes.

Por esa razón adelantó que en la negociación hablará con los nacionalistas moderados, es decir, con Partido Nacionalista Vasco y Coalición Canaria, porque no descarta que Ciudadanos acabe por renunciar al veto contra su persona y pueda sumarse a esa alternativa que se quedaría en los 175 escaños si el PSOE optase por mantenerse hasta el final en la oposición.

El dirigente del PP no quiso escuchar ayer las palabras gruesas del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ni las exigencias de retirada que le planteó la reciente campaña. le parecen solo meras declaraciones electorales que se pueden y deben olvidar como las que él también admitió haber formulado en ese periodo. Eso sí, Rajoy confesó que la campaña no le ha parecido especialmente “arisca”.

Los objetivos de ese Gobierno en coalición o en minoría son los mismos que sus ya clásicas cinco ofertas de pacto, que el PSOE y Ciudadanos se negaron siquiera a discutir estos meses: crecer, crear empleo, mantener la unidad de España y su Estado de bienestar y sus principios europeístas. Sobre la reforma de la Constitución no se negó a hablar, pero sabiendo bien antes para qué.

Charla con Merkel, Bruselas y a negociar

Mariano Rajoy devolvió este lunes  una llamada a la canciller alemana Angela Merkel para comentar el resultado electoral y hablar del  Brexit.  Este martes viajará a Bruselas para participar en el Consejo Europeo convocado tras el referéndum británico y ha aplazado todas las negociaciones hasta su regreso.

Una vez de vuelta en España, a finales de semana, llamará y hablará “con todos”, aunque dará prioridad al líder socialista, Pedro Sánchez. Tras hablar con el PSOE, el presidente en funciones contactará con otras fuerzas políticas, como Ciudadanos, a los que siempre ha invitado a su oferta de gran coalición.

“Durante la campaña pedí el voto a todos los españoles moderados y hoy ofrezco mi mano a los partidos moderados”, declaró este lunes. Esa mano tendida llega ahora también hasta fuerzas nacionalistas como el PNV o Coalición Canaria. “Por supuesto que hablaré con ellos”, dijo.

La visita a España del presidente estadounidense Barack Obama, del 9 al 11 de julio, pillará de lleno las negociaciones de Gobierno.
El líder del PP aclaró que el congreso nacional para reelegir al presidente del partido queda pospuesto hasta que haya Gobierno, como los regionales, pero calcula que todos se habrán celebrado a final de año.

Sorgente: Elecciones generales 2016: Rajoy está dispuesto a gobernar en minoría con apoyos puntuales | España | EL PAÍS

Spread the love
  •  
  •   
  •   
  •   
  •   
  •  
  •  
468 ad
< >

Leave a Comment

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

.