Pages Navigation Menu

il contenitore dell'informazione e della controinformazione

.

Investidura Rajoy: Un Pablo Iglesias sin miedo intenta poner en jaque el sistema político de la Transición.

Hay más delincuentes potenciales en esta cámara que allí afuera, llegó a decir en referencia a la movilización de fuerzas de seguridad en las manifestaciones convocadas para estos días

El Pablo Iglesias más rupturista, “sin miedo” y con adornos académicos para justificar el actual momento histórico que supone el “fin del sistema político de la Transición”, y que anticipa la superación del ‘régimen del 78’, se ha subido al estrado del hemiciclo durante el debate de investidura generando el estupor de la cámara y provocando la reprimenda de Ana Pastor: “Hay más delincuentes potenciales en esta cámara que allí afuera”, llegó a decir en referencia a la movilización de fuerzas de seguridad en las manifestaciones convocadas para estos días. Fue el momento de mayor tensión. 

El secretario general de Podemos arrancó homenajeando a las brigadas internacionales coincidiendo con la efeméride de su 80 aniversario. “Gracias por venir a nuestra patria a combatir el fascismo”, dijo como preludio de lo que estaba por venir en su afilada y poco convencional intervención. Acto seguido ironizó con que “el orden reina en Madrid” debido al “abstencionazo” del PSOE y a la “triple alianza” que habrían tejido ya PP, PSOE y Ciudadanos. El ‘Partido Único’ que pone fin al bipartidismo, según la matáfora utilizada por al portavoz de En Marea, Alexandra Fernández. Un acuerdo que para Iglesias “señala un antes y un después en la historia política de nuestro país”. A partir de este momento, y sin presdincir de su crítica mordaz que generó no pocas interrupciones y abucheos por parte de otros diputados, se enfundó en el traje de politólogo para argumentar dicho cambio histórico.

El reparto simbólico de posiciones, los “enormes constrastes entre el pasado que representan ustedes (la ‘triple alianza’) y el futuro”, el hecho de ignorar o “dejar fuera” a las “naciones sin Estado” a los menores de 45 años y a las grandes ciudades (en las que gobierna Podemos) son otras de las señales “inequívocas” que para Iglesias refuerzan su hipotésis de fin de régimen. Por último, es histórico, dijo, que el PSOE le vaya a entregrar el gobierno al PP y que el PSC decida negarse, así como que otra fuerza de oposición con cinco millones de votos, en referencia a Unidos Podemos, “no vaya a pasar por el aro y decida hacer oposición de verdad”. El líder de la formación se erigió así como jefe de la oposición pues “es difícil hacerla después de entregar el Gobierno al PP”.

Pablo Iglesias ha mostrado su lado más rupturista, el del activista prePodemos, combinado con su traje de politólogo para justificar el fin del ‘régimen del 78’

La realidad plurinacional de España y el papel jugado por el 15-M son los otros dos fenómenos históricos por los que, en opinión del Pablo Iglesias ‘activista y politólogo’, “ya nada volverá a ser igual”. El tiempo pondrá a cada uno en su lugar, aseguró, y el de Unidos Podemos será convertirse en la fuerza hegemónica del “futuro” frente a la triple alianza o los que intentan restaurar el régimen del 78. ¿Por qué? Porque ni su formación ni la sociedad, ha asegurado recurriendo al lema de cabecera quincemayista: ‘Ya no tenemos miedo’.

‘El miedo ha cambiado de bando’

“El miedo ya no volverá a ser operador político para condicionar este país”, explicó en clave académica. Prueba de ello, añadió, “es que nosotros estamos aquí” generando un “contraste” entre el pasadado que no acaba de morir y el futuro que no acaba de nacer, que diría su autor de cabecera, el inteluctual marxista Antonio Gramsci o el “genio sardo” como suele referirse a él Iglesias. Una vez más, sin citarlo explícitamente, el líder de Unidos Podemos recurrió a otro de los lemas del 15-M para reforzar su exposición: “El miedo va a cambiar de bando”, aunque Iglesias lo dio ya por hecho. “Los únicos que tienen miedo en España son las élites y sus papagayos, que convierten una protesta estudiantil primero en violencia, luego en fascismo, después en ETA y finalmente en que la protagonizamos nosotros”, en referencia al ‘escrache’ realizado por alumnos de la AUM a Felipe González el pasado 19 de octubre.

Con un discurso plagado de retazos en clave interna, Iglesias ha defendido su estrategia de priorizar la lucha en las calles antes que en las instituciones porque “el Gobierno tiene capacidad de veto”

Con un discurso plagado de retazos en clave interna, puesto que existe una confrontación interna entre el Podemos duro de Iglesias y el Podemos blando de Errejón, el líder de Unidos Podemos ha defendido su estrategia de priorizar la lucha en las calles antes que en las instituciones porque “el Gobierno tiene capacidad de veto, controla la Mesa del Congreso” y, por tanto, “es mentira que pueda haber un Gobierno parlamentario, una mayoría parlamentaria que haga leyes que no le gusten al PP. Había una alternativa de Gobierno pero están más cerca del PP (el PSOE) que de nosotros”. El miedo tampoco anida entre la sociedad civil, añadió Iglesias, “la gente no tiene miedo a ejercer sus derechos” movilizándose en la calle, “y la mejor prueba es que gobernamos en las principales ciudades de este país y ustedes decía que llegaría el caos, pero cuando gobiernamos lo hacemos sin miedo y mejor”. 

Las palabras de Iglesias fueron generando una tensión ‘in crescendo’ entre los diputados del resto de fuerzas políticas que explotó en su epílogo. Tras defender las movilizaciones sociales y asegurar que los “antisistema” no son la “gente humilde” que se moviliza, sino quienes convierten las instituciones en sus “cortijos privados”, dijo en referencia a la movilización de fuerzas de seguridad para contener las protestas que “hay más delincuentes en esta cámara que ahí afuera”. Los abucheos no se hiceron esperar y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ejerció su papel: “Le recuerdo el cumplimiento del reglamento en lo que tiene que ver con el honor de la cámara y de los diputados”. A lo que respondió Iglesias: “Merecer el odio de las oligarquías será la mayor de nuestras honras”. En la réplica a Rajoy, no bajó el tono, recomendando a sus señorías “que se callen” cuando hablo de delincuentes.

Sorgente: Investidura Rajoy: Un Pablo Iglesias sin miedo intenta poner en jaque el sistema político de la Transición. Noticias de Elecciones Generales

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
< >

Leave a Comment

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *